Cómo mantener una boca sana y libre de caries en verano

Ya estamos en verano, y con él han vuelto las largas comidas familiares, las meriendas en la playa, la ingesta de helados… es por ello que en estas fechas debemos prestar especial atención a nuestra higiene bucodental.

Generalmente, el verano suele estar asociado a un aumento de las caries o de los traumatismos dentales. El hecho de pasar más tiempo fuera de casa hace que nuestra boca esté expuesta a más peligros.

Desde el Colegio de Odontólogos de Valencia (ICOEV) queremos realizar una serie de recomendaciones para que disfrutes de verano sin poner en riesgo tu salud bucodental

Cómo mantener una boca cuidada en verano

Además de recomendarte acudir a tu dentista habitual para realizar una revisión general antes de iniciar las vacaciones también te damos una serie de recomendaciones para evitar posibles accidentes que te amarguen las vacaciones.

La rutina, tu mejor aliado

Es difícil seguir una rutina en verano, sin embargo cuando se trata de salud nunca está de más. Acostúmbrate a cepillarte los dientes después de cada comida, aunque estas se realicen fuera de casa.

Para conseguirlo, es muy práctico llevar en tu bolsa de viaje un pequeño cepillo de dientes.

El agua, la mejor bebida para tus dientes

¿Eres de los que bebe limonada en verano? ¡Sustitúyela por agua fresca! Además de mantenerte hidratado/a, el agua hidrata tus encías y ayuda a prevenir el síndrome de la boca seca según la American Dental Association (ADA)

Al contrario que los refrescos o las bebidas deportivas, el agua no contiene ni ácidos ni azúcares que puedan erosionar el esmalte dental

Vigila tu alimentación

Si por algo se caracteriza el verano es por los excesos, sobre todo en lo que la alimentación se refiere. Siempre que sea posible intenta evitar el consumo de alimentos o bebidas azucaradas e incrementa el consumo de carne magra, verduras, frutas y nueces, entre otros.

Además, también recomendamos no consumir alcohol en exceso, ya que provoca sequedad y erosión dental.

No mastiques hielos

Sin duda, el hielo es un gran aliado a la hora de refrescar nuestra bebida. Si quieres añadir huelo a tus bebidas, ¡genial! pero no lo utilices para morder, ya que podría derivar en una fractura dental o incluso dañar el esmalte de tus dientes.

¿Vas a practicar deporte? ¡Utiliza protector bucal!

¿Vas a aprovechar tus vacaciones para practicar algún deporte? Si se trata de un deporte de contacto recuerda llevar un protector bucal.

Tener más tiempo libre nos permite practicar más deporte, por lo que durante el verano se incrementa la probabilidad de sufrir un traumatismo dental. Aunque en los deportes de choque y contacto el riesgo es más alto para la boca, también puedes sufrir una lesión dental en actividades que no son de contacto, como la gimnasia y el patinaje.

Protege tus labios

Al igual que aplicas protección solar por el cuerpo para evitar quemarte, también debes hacerlo en los labios, uno de los grandes olvidados.

Es necesario que apliques protección solar en los labios para evitar los efectos cancerígenos del sol, ¡y no olvides mantenerlos hidratados!

Sigue todos estos consejos y evita posibles problemas bucodental durante y después de tus vacaciones de verano


CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page