Archivos mensuales: diciembre 2016

¿Cómo elegir la pasta de dientes más útil para tu boca?

La oferta actual de dentífricos y colutorios en supermercados y farmacias es múltiple hasta tal punto que llega un momento en que no sabemos entre cuáles elegir. Ante tal disponibilidad, no son pocos los ciudadanos que dudan y se plantean qué pasta deben elegir y utilizar.

Desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) recomendamos elegir la pasta en función de la situación de la boca del paciente y si éste tiene dudas es conveniente que las traslade al dentista para que le aconseje.

toothpaste-1786388_1280

Hoy en día podemos encontrar todo tipo de pastas, desde la tradicional contra la caries, pasando por específicas para sensibilidad, periodontales (encías) o las denominadas blanqueadoras.

El problema más común y extendido es la caries por ello las principales recomendaciones para tener una boca libre de caries pasan por una constante higiene bucal,  utilizar un dentífrico que lleve una cantidad adecuada de flúor y realizar al menos una visita anual al dentista. Tampoco hay que olvidar que no se debe enjuagar la boca con agua tras el cepillado con dentífrico ya que limita notablemente el efecto de la pasta. Es más recomendable escupir la pasta.

Tipos de pasta

Las pastas que se recomiendan para prevenir las caries son aquellas que tienen una cantidad de flúor. ¿Pero cuánto debe llevar? Desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia ICOEV, te aconsejamos que el dentífrico tenga una cantidad de flúor superior a 1.000 partículas por millón (ppm). ¿Por qué? Con el objetivo de aumentar la resistencia del esmalte, actuar frente al crecimiento de bacterias que producen el sarro y, además, permitir remineralizar la capa del esmalte y hacerla más fuerte.

De hecho, comprar aquellos que estén por debajo de mil partículas por millón es equivalente a cepillárselos sin pasta en lo que a protección de caries se refiere.

En el caso de los niños, el contenido de flúor de la pasta de dientes a utilizar, viene determinado por el riesgo de caries y la edad del niño ya que en los menores la ingesta de pasta es muy común.  Las pastas dentales con menos de 1000 ppm. de flúor no han demostrado tener efectos preventivos  y por eso se recomienda su uso como herramienta de aprendizaje al inicio del cepillado con la salida de los primeros dientes. En menores de 6 años, se recomienda pasta de 1.000 ppm. En cantidad de mancha o grano de arroz hasta los 3 años y cantidad como un guisante hasta los 6 años. A partir de los 6 años se recomienda pasta de 1450 ppm. en cantidad de un guisante.

toothbrush-571741_1280

Cuando comenzamos a tener sensibilidad dental por culpa del desgaste del esmalte, también podemos comprar una pasta dentífrica destinada a tapar aquellos poros del diente que nos provocan tanto dolor porque el nervio se encuentra cada vez más cerca de la superficie y los cambios bruscos de temperatura se notan en exceso.

En los casos de enfermedades periodontales como la gingivitis (que provoca el sangrado de las encías) también es posible utilizar una pasta de dientes más fuerte que además de la parte de flúor para combatir las caries utilice algún antiséptico. Eso sí, no deberán utilizarse más de 15 días seguidos. Y si el problema continúa, debemos acudir a nuestro odontólogo porque puede tratarse de algo más importante y él será el encargado de diagnosticarlo.

Respecto a las pastas dentífricas que se hacen llamar blanqueadoras cabe reseñar que su efecto es muy limitado ya que por sí solas no son efectivas más allá de una limpieza efectiva de restos en los dientes. Sí son recomendables como apoyo de un tratamiento de blanqueamiento dental realizado en la consulta de nuestro dentista.

Los valencianos creen que la publicidad dental no se ajusta a la realidad y es excesiva

Los valencianos creen mayoritariamente que la publicidad del sector dental es excesiva. Así lo consideran el 58% de los valencianos consultados a través de una encuesta encargada por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) realizada por la firma especializada Investgroup.

En ese mismo estudio, el 76% de los ciudadanos consultados aseguran que los mensajes que se están transmitiendo en las actuales publicidades dentales no se ajustan a la realidad. Estos datos resultan más que significativos ya que al entender del presidente del ICOEV, Enrique Llobell, “queda claro que la población se muestra cansada del asedio de la publicidad dental”.

Llobell insiste que la publicidad sanitaria debe ser veraz y claramente entendible por el ciudadano ya que no es posible que se utilicen técnicas gancho que induzcan al engaño y acaben  confundiendo al consumidor  ya que no está comprando una lavadora o un televisor sino que se trata de su salud. Precisamente por ello Llobell y los Colegios de Odontólogos de la Comunidad Valenciana reclaman la necesidad de que la Administración sanitaria y los partidos pongan en marcha cuanto antes una regulación de la publicidad sanitaria que pongan fin a los excesos actuales protegiendo así a los consumidores.

El estudio realizado por la empresa Investgroup se hizo mediante 250 entrevistas telefónicas  (durante el primer trimestre de 2016) a ciudadanos residentes en Valencia de más de 30 años, es decir potenciales usuarios de clínicas odontológicas.

Cerca de seis de cada diez encuestados sostienen que la actual intensidad publicitaria de las clínicas dentales es excesiva, una opinión que está más extendida  entre los mayores de 60 años sí como los usuarios más frecuentes de servicios odontológicos.

publicidad dental

La credibilidad de los mensajes está claramente en entredicho ya que más de tres cuartas partes de los entrevistados (76%) creen que los anuncios publicitarios dentales no cuentan toda la verdad siendo sólo un 6% los que afirman que se ajustan a la realidad, el 19% manifiesta no tener criterio para valorar.

Por otro lado los ciudadanos se muestran mayoritariamente indiferentes (46,4%) a la utilización de personajes famosos como prescriptores de servicios odontológicos frente al 14,4% que se muestra manifiestamente en contra de su presencia.  Sin embargo, en este punto Llobell se muestra más crítico ya que considera que la presencia de personajes famosos como prescriptores podría inducir a los pacientes a la contratación de servicios dentales cuando no estamos hablando de un bien de consumo sino de salud.

Los entrevistados también consideraron (62%) que los Colegios de odontólogos deben alertar sobre las publicidades engañosas y sobre aquellas empresas, clínicas o consultas que incumplan las condiciones que anuncian a los pacientes.  La población también cree  que los colegios deben informar sobre hábitos saludables (67%) y finalmente sobre el intrusismo (46%). Todo ello reafirma la línea de las últimas campañas divulgativas lanzadas por el ICOEV con mensajes como ‘No te están contando toda la verdad’ o la reciente ‘Cuida tu boca es para toda la vida’. En ese sentido, los ciudadanos manifiestan (39%) que los Colegios profesionales deben mantener la intensidad actual de acciones publicitarias, un 30% que debe hacerse más y un 18% que menos.

Desde el ICOEV se recuerda que el Colegio vela por la veracidad de la publicidad odontológica, dado que ello ha de redundar en un corto espacio de tiempo en beneficio directo de los consumidores y usuarios, pacientes en definitiva, con la esperanza de que no se vean engañados por anuncios sobre precios de tratamientos que después llegan a triplicarse en muchos casos. Además, estas situaciones suponen un desprestigio para la profesión odontológica. Por ello, la veracidad de la publicidad es básica en los tratamientos médicos, y desde el ICOEV se seguirán centrando los máximos esfuerzos en esta línea.

Finalmente, según los datos de la encuesta, el 67% de los entrevistados  recuerda haber visto, oído o recibido campañas de publicidad odontológica en los últimos meses. Sin embargo este alto grado de recuerdo de campañas parece no implicar una conversión eficaz con la asociación a marcas dentales. De hecho, el 70% de los ciudadanos no recordaba espontáneamente empresas o marcas que se anuncien mientras que un 30% sí mencionaron espontáneamente un total de 10 marcas, siendo las dos primeras las que coinciden con una mayor inversión publicitaria a nivel nacional.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un Máster? Guía práctica

¿Qué formación puedes llevar a cabo cuando finalizas el grado? ¿Qué estudios puedes realizar? Cualquier tipo de curso impartido tras el grado es considerado un estudio de postgrado. En España encontramos varias figuras establecidas en función de la carga docente y por lo tanto de los créditos ECTS vinculados a la superación de dicha formación. Master universitario, máster propio, diploma de especialización, experto universitario, certificado universitario o cursos.

El primero de ellos es el máster universitario  que está reconocido por el Ministerio de Educación y son los necesarios para realizar el doctorado u obtener más puntos en las oposiciones.

También es posible especializarse a través de títulos propios que pueden estar avalados por Universidades aunque quien, en determinados casos, se encarga de organizarlos son otros organismos o empresas.

Pero, en definitiva, ¿qué debes tener en cuenta para elegir tu futuro?

1.- Másteres

En el caso de los másteres oficiales tienes los Universitarios u Oficiales y los propios. Si el Máster es Universitario  está regulado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA)( http://srv.aneca.es/ListadoTitulos/), dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD). Está homologado en los 47 países miembros del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). En Cataluña, la Agencia per la Qualitat del Sistema Universitari (http://portal.aqu.cat/informes/formularis/Public_Informes/Default.aspx). Para asegurarte de que un máster es oficial  debes comprobar que su denominación es Master Universitario en XXX por la Universidad de XXX.

Por otra parte, los másteres propios se aprueban en las Universidades y su puesta en marcha es más flexible. Suelen ser estudios muy demandados que tienen como objetivo principal la especialización profesional, su continuidad está condicionada por la matrícula y puede que no se oferten todos los años o que desaparezcan en función de los alumnos que se inscriban.

window-770535_1280

2.- ¿Quién acredita el título?

Debes conocer quien acredita el título y es conveniente que valores el prestigio de la entidad ya que ello le dará atractivo a tu futuro título.

3.-¿Quiénes son los profesores?

Para ser profesor de un máster oficial debes ser personal de la Universidad y, en un alto porcentaje, con la titulación de doctor. Si por el contrario es un título propio u otros títulos, pueden contar y seleccionar a profesionales del sector o expertos del mismo, depende del presupuesto y los contactos de los organizadores. Es importante tener en cuenta el curriculum y prestigio de los docentes dado que ello dará más reconocimiento a tu futuro título y por lo tanto a ti como profesional. Te recomendamos que preguntes a tus profesores sobre dicha materia y los profesionales más experimentados en dicha dedicación para tener una opinión formada.

4.-¿Quiero ser investigador? ¿Quiero dedicarme a la enseñanza? ¿Quiero ser funcionario? ¿Quiero trabajar en una empresa privada?

Debes saber que normalmente la persona que piensa dedicarse a la investigación realiza un máster oficial muy recomendable para realizar el doctorado en el Espacio Europeo de Educación Superior (Plan Bolonia). Lo lógico es esto, aunque no es necesario. Siempre tendrán más puntos en oposiciones a la Administración los títulos oficiales reconocidos por el Ministerio que cualquier título propio aunque esté avalado por una Universidad.

5.-Los precios

Otra de la diferencia fundamental de los universitarios y los títulos propios es el precio de los mismos. El máster oficial se paga por créditos, mientras que los títulos propios suelen tener un precio cerrado mucho más alto ya que se financian por sí solos. Todo ello afecta obviamente a la demanda de unos y otros y por lo tanto a su disponibilidad.

Los másteres oficiales en las universidades públicas tienen unas tasas por crédito matriculado, que oscilan entre 30-65 euros, y se fijan por el gobierno autonómico anualmente.

6.- Duración de los mismos

Un máster universitario y un título propio también se diferencial resto en el tiempo de duración y por lo tanto la carga lectiva (ver tabla)

Cuadro:

Máster Universitario -Entre 60 y 120 créditos- (equivalente a entre 600 y 1.200 horas docentes presenciales)

Máster título propio -Entre 60 y 120 créditos- (equivalente a entre 600 y 1.200 horas docentes presenciales)

Diploma de especialización -Entre 25 y 45 créditos- (equivalente a entre 250 y 450 horas docentes presenciales)

Experto universitario -Entre 11 y 20 créditos- (equivalente a entre 110 y 200 horas docentes presenciales)

Certificado universitario -Entre 3 y 10 créditos- (equivalente a entre 30 y 100 horas docentes presenciales)

*1 crédito ECTS equivale a 10 horas docentes presenciales o 25 horas totales de dedicación del alumno (clases más trabajos y estudio)

Formación Continuada
Se trata de cursos de formación no universitaria y no equiparables a los títulos anteriormente descritos pero que en la práctica pueden ser muy útiles y enseñarte interesantes conocimientos. Pueden tener o no aparajedos créditos de Formación continuada.  En Valencia las dos entidades de referencia son: el Centro de Estudios Odontoestomatológicos, con una larga trayectoria e interesante y diversificada oferta de cursos a lo largo del año; y el ICOEV con cursos como los organizados junto con el Consejo General de Dentistas, la SEPA y la SEEYO.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page