Archivos mensuales: enero 2016

Novedades fiscales para profesionales en 2016

El comienzo de año trae novedades en materia tributaria que conviene recordar y que afectan al subsector de servicios profesionales. Según se destaca desde Unión Profesional, muchos cambios suponen una culminación de la reforma tributaria de finales del 2014 en IRPF e IS de manera principal y, posteriormente, con el paso intermedio en su aplicación que supuso el Real Decreto-ley 9/2015 aprobado en julio del 2015 y que fue anunciado por Rajoy como signo de recuperación de la economía española. También, a través de la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, se han introducido una serie de modificaciones y precisiones.

IRPF: bajada de tipos medio punto porcentual

Las reducciones esperadas de la tarifa del IRPF para los profesionales que ejerzan por cuenta ajena supondrán un ligero alivio aunque no serán tan pronunciadas en los bolsillos como la experimentadas a inicios del pasado año. Así, el primer tramo hasta 12.450 euros baja al 19%; de 12.450 hasta 20.200 euros al 24%; de 20.200 hasta 35.200 euros al 30% —se amplía la base máxima que estaba en 34.000 euros en 2014—; de 35.200 a 60.000 euros al 37%. Finalmente, el tipo máximo aplicado sobre rentas de 60.000 euros se reduce hasta el 45%. En cuanto a las rentas del ahorro, también cerrarán medio punto porcentual su disminución con el 19% hasta 6.000 euros; el 21% entre 6.000 y 50.000 euros; y al 23% para más de 50.000 euros.

 Consolidación final de las retenciones del IRPF

Las retenciones para profesionales por cuenta propia se mantienen prácticamente igual una vez rebajadas en julio. Es decir, se quedan en el 15% único, desde el 19% anterior, independientemente del nivel de ingresos. De esta forma, ya no se contempla el supuesto según el cual, el 15% de retención solo se aplicaba a los profesionales con un volumen de rendimientos íntegros inferior a 15.000 euros y que representara más del 75% de la suma de los rendimientos íntegros de actividades económicas y del trabajo obtenidos por el contribuyente dentro del ejercicio fiscal. Por su parte, aquellos profesionales que impartan cursos, conferencias, seminarios, o realicen obras literarias, artísticas o científicas también se les aplicará el 15%. En cuanto a los profesionales durante sus tres primeros años de actividad mantendrán el 7% de retención ya aplicado desde 2015. Un porcentaje también aplicado para profesiones como los recaudadores municipales o los mediadores de seguros. Por último, a los consejeros y administradores que gestionen entidades con un volumen de negocio inferior a los 100.000 euros se les reducirá la retención al 19% desde el 19,5% existente desde julio. Mientras, aquellos gestores de entidades con actividad por encima de esta cifra de negocio verán rebajada su retención hasta el 35% desde el 37% que operaba el pasado año.

 El Impuesto sobre Sociedades baja al 25%

Con carácter general, el tipo impositivo del Impuesto sobre Sociedades pasa al 25% en 2016 desde el 28%. Este porcentaje se queda en el 15% para las empresas de nueva creación cuando «en el primer período impositivo la base imponible resulte positiva y en el siguiente». Por otro lado, una de las principales novedades impositivas se relaciona con la delimitación de los supuestos de tributación del Impuesto sobre Sociedades (IS). Modificaciones recogidas en el Artículo 63 de la Ley 48/2015, que reforma el apartado 3 del artículo 9 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, de Impuesto sobre Sociedades. Texto donde se menciona que los colegios profesionales están parcialmente exentos de tributar en el IS.

Además, con efecto desde el 1 de enero del 2016, las sociedades civiles con objeto mercantil serán sujetos pasivos del impuesto y tributarán por los rendimientos que obtengan. No obstante, este cambio no afectará a las actividades profesionales.

En otro plano, para el cálculo de la base imponible del impuesto, hasta ahora, según el apartado 1 del Artículo 23 de la Ley 27/2014 del IS, las rentas procedentes de la «cesión del derecho de uso o de explotación de patentes, dibujos o modelos, planos, fórmulas o procedimientos secretos, de derechos sobre informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas» se integraban en la base imponible en un 40% de su importe de acuerdo a una serie de requisitos. A partir del 2016, estas rentas tendrán derecho a una reducción conforme a otro mecanismo especificado también en el Artículo 62 de la Ley 48/2015.

Cepillos interdentales e higiene bucal

Una buena higiene bucal siempre lleva asociada, además de un buen cepillado, la utilización de un colutorio, de seda dental y de los cepillos interdentales siempre y cuando esté indicado.

Los cepillos interproximales o interdentales son una herramienta más para garantizar el necesario buen cuidado de tu boca, ya que únicamente con el cepillo de dientes no podemos llegar a los lugares a los que la seda o los cepillos interdentales llegan. Se usan para realizar una limpieza más eficaz entre los dientes si el espacio entre éstos sea suficientemente amplio, con el objetivo de eliminar restos y placa bacteriana que se deposita en nuestra dentadura día a día. También se recomiendan para mantener en condiciones optimas los implantes, la limpieza dentro del surco de la encía. Si queremos mantener una encía sana, prevenir la inflamación de las mismas o las caries, cepillarse entre los dientes debe convertirse en una rutina diaria. Están disponibles en una variedad de anchos diferentes según sea la abertura de los espacios. Tienen una parte plástica o metálica, en la que se insertan las cerdas en forma de espiral y así toman forma cónica (como un árbol de navidad) o cilíndrica.

¿Cuándo debemos usarlos?
Cada día, como complemento al cepillado, al colutorio y al hilo dental. Son más imprescindibles si tenemos los dientes más separados y el hilo no hace bien su función. Su uso debe realizarse con sumo cuidado ya que pueden, incluso, hacer daño en la encía. Además, pueden causar hipersensibilidad dentinaria por lo que se aconseja siempre consultar con el dentista.Debe entrar fácilmente en el espacio interdental, sin que haya presión y sin forzarlo (para ello se cuenta con varios tamaños y formas). Se debe introducir en el espacio entre los dientes de abajo para arriba en el caso de la parte inferior y de arriba para abajo en la parte superior de la boca. Tras ello, debemos realizar movimientos hacia adelante y hacia atrás, de forma no brusca, un par de veces entre cada espacio. Si no entra, cambia por un tamaño más fino.

Los consejos del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV)

  • El tamaño de los cepillos es muy importante. Si queremos tener un higiene óptima, debemos elegir el correcto e incluso varios según sean las separaciones entre nuestros dientes. Su dentista deberá indicar cuáles son los tamaños adecuados.
  • Debes utilizarlo, al menos, una vez al día. Introduce el cepillo entre los dientes y muévelo al igual que la seda dental, hacia dentro y hacia fuera.
  • Renueva el cepillo cada poco tiempo (cuando los filamentos estén ya desgastados).
  • Si un profesional no le dice lo contrario no aplicar pasta dentífrica (existen algunas específicas pero debe mandarla un especialista según cada caso).
  • Se recomienda utilizar el cepillo interdental en los casos en los que existe una gran separación entre dientes y el hilo dental no es suficiente.
  • Es la herramienta ideal para la limpieza entre los dientes especialmente para pacientes con periodontitis.
  • También se recomienda en caso de pacientes que están recibiendo un tratamiento de ortodoncia y que tienen implantes o prótesis dentales.
  • Si piensas que necesitas uno de ellos, acude a tu odontólogo de confianza y pregúntale.

Consejos básicos para la higiene bucal

1. Cepillar nuestros dientes cada vez que comemos o al menos 3 veces al día.

3. El cepillado no es suficiente. Debemos además utilizar el cepillo interdental y el hilo dental para conseguir sacar los restos de comida que se quedan entre las piezas. Hacemos cepillados muy rápidos y olvidamos que entre los dientes también se queda comida y hay que saber sacarla.

4. Usar un colutorio o enjuague bucal con flúor. Los recomendados para niños son buenos tanto para ellos como para nosotros.

5. Beber agua en cantidad. La falta de una hidratación adecuada (se recomiendan dos litros diarios de agua) puede implicar un aumento de la placa bacteriana e incluso problemas de inflamación de encías así como de creación de caries (azúcar).

6. Moderar la ingesta de bebidas carbonatadas, ácidas, azucaradas y alcohólicas sin olvidar limpiar los dientes a conciencia tras su ingesta.

7. Si no es posible dejar de fumar (que sería lo idóneo para nuestros dientes), moderar y controlarlo. Es necesario recordar que en el 100% de los casos, el fumador se queda antes sin dientes que el no fumador. El tabaco destruye las encías.

 

Publicado como colaboración del ICOEV en la revista Consejos de tu farmacéutico (http://www.consejosdetufarmaceutico.com/higiene-bucal-y-cepillos-interdentales/)

El problema de la sensibilidad dental

¿Sientes como si te dolieran los dientes? ¿notas un escalofrío cuando tomas una bebida fría? Si esto te ocurre con asiduidad es muy posible que sufras de sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria.

La sensibilidad dental es un problema más común de lo que parece, ya que afecta al 25% de la población adulta. Consiste en un dolor dental fuerte pero temporal que aparece tras el contacto con un estimulo exterior (bebidas o alimentos ácidos, fríos, calientes), debido a la exposición de la dentina al medio oral. Generalmente tiene mayor incidencia entre los 20 y 40 años y más en mujeres que en hombres. Los dientes más afectados suelen ser los premolares y los caninos. Desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) te infomamos que en los últimos años ha aumentado la incidencia de este problema dental, especialmente en jóvenes por los nuevos hábitos de consumo (abuso de bebidas energéticas, refrescos, etc). También cabe reseñar que tienen un mayor riesgo de sufrir hipersensibilidad dentaria los pacientes que sufren patologías que ocasionan un medio oral ácido como úlceras, hernia de hiato, bulimia, anorexia, etc. Al mismo tiempo tampoco hay que olvidar que la sensibilidad puede desencadenarse por un cepillado agresivo, el uso de un dentífrico abrasivo y cómo no, por la ingesta de alimentos o bebidas ácidas. También existen situaciones clínicas y patologías dentales que pueden generar la aparición de la sensibilidad dental e incrementar su intensidad como es el caso de caries, gingivitis y periodontioitis, recesiones gingivales, abrasiones, abfracciones, erosiones, bruxismo o tratamientos como el raspado y alisado radicular o un blanqueamiento dental.

El consejo ICOEV
El ICOEV señala que si el paciente no trata esta hipersensibilidad adecuadamente, el problema puede acabar generando molestias persistentes. Por ello es necesario que, en caso de sentir sensibilidad en los dientes, se acuda al dentista para tratar el problema o aquellas patologías que puedan influir sobre ésta. Este profesional realizará un tratamiento en consulta o prescribirá uno para uso domiciliario que permita prevenir y neutralizar la sensibilidad. Además, el odontólogo indicará al paciente el producto farmacéutico más adecuado, con la debida posología para cada situación clínica, bien sea en forma de pasta dentífrica, colutorio o barniz.

A grandes males, grandes remedios
Entre los tratamientos farmacéuticos se pueden diferenciar dos grupos en función de su rapidez y efectividad, que a su vez pueden combinarse con algunos productos de farmacia, especialmente pastas y colutorios, cuya composición conoce perfectamente el farmacéutico, y al que podréis recurrir para su elección.

  1. Derivados del potasio, desde el nitrato al cloruro pasando por el citrato.Es el más efectivo pero sus efectos son a medio y largo plazo. Su acción se centra en inhibir la transmisión nerviosa que ocasiona el dolor al acceder a la pulpa por los túbulos dentinarios.

  2. Proarginina, fluoruro de estaño o biocristales de fosfosilicato: sus efectos son a corto plazo y por lo tanto alivian el dolor más rápidamente, aunque su efectividad real es menor, ya que pueden desactivarse y volver a la situación inicial con el contacto con ácidos o cepillados. Su efecto se centra en el sellado de los tubos dentinarios del diente.

    Colaboración del ICOEV publicada en la revista Consejos de tu farmacéutico (http://www.consejosdetufarmaceutico.com/sensibilidad-dental-a-grandes-males-grandes-remedios/)

Opinión sobre las clínicas dormitorio por Enrique Llobell (*)

Recuerdo la impresionante metedura de pata de la Administración en los 70, con la abolición de los numerus clausus en medicina como consecuencia de la presión de los demagogos populistas que defendían el derecho a estudiar. La demagogia siempre fracasa, pero cuando fracasó con miles de médicos ejerciendo otras profesiones, los demagogos hablaban ya de otros derechos. En Odontología ha sucedido recientemente algo similar, con la creación de numerosas facultades, que funcionan como negocio tras otra espectacular metedura de pata, de una Administración diferente. Esto ha dado lugar al mercantilismo, la publicidad engañosa o simplemente la publicidad fuera del marco sanitario, ayudada por algunas sentencias como la que nos dice que la frase «implantes dentales sin cirugía» resulta correcta y veraz (sic).10273466_960751517328935_1872944530575085333_n

Todo esto da lugar a la aparición de mediocres sin escrúpulos, que encuentran un filón en el mercado y se dedican a explotar a estos jóvenes dentistas que intentan ser fieles a su profesión sanitaria, y que en ocasiones en su primera entrevista de trabajo oyen frases como «déjate de exquisiteces, si no te gusta lo que te propongo tengo 20 más esperando en la puerta». Y lo que se les propone la mayoría de las veces son sueldos por debajo del mínimo, contratos de falsos autónomos, jornadas interminables, en las que no se reconocen las horas extras y hasta con posibles sobretratamientos que ponen en riesgo la salud del paciente.

Cuando comento que dos odontólogos de Valencia cercanos a los 60 años han cerrado sus consultas, no pueden pagar la cuota colegial y comen diariamente en la Casa de la Caridad, tengo que oír respuestas, de gentes que se le supone una cierta cultura, como «los dentistas ya han ganado mucho dinero».

Hoy en día trabajan en España tres veces más dentistas de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud y el numero seguirá creciendo exponencialmente en los próximos años.

La complicidad de la Administración, la torticera interpretación de la Ley de Publicidad Sanitaria por parte de la Agencia Española del Medicamento y la lentitud del sistema judicial, han dado lugar a las calificadas por la prensa como clínicas patera. Se anuncian como dentistas con corazón pero tienen a algunos odontólogos viviendo en la propia clínica con dormitorios ilegales dentro de la consulta en plan tercermundista. Lo justifican como un sistema DIR, refiriéndose sin duda al MIR, como si los MIR durmiesen en los hospitales durante la residencia, cuando todo el mundo sabe que las únicas zonas de descanso de los médicos están en las áreas de urgencias.

El sistema MIR, está reglado y controlado por el Gobierno y la sanidad pública, es por oposición y está remunerado, no como aquí donde la empresa privada les paga lo mínimo pero ojo, les cobra por la formación amparada por una Universidad que ni siquiera tiene facultad de Odontología. Algunos odontólogos empiezan a abandonar ésta empresa.

Por otra parte, gran parte de las reclamaciones de los pacientes ante asociaciones de consumidores o ante nuestro Colegio coinciden con la misma frase «me ha fracasado lo que me han hecho y el dentista que me lo ha puesto ya no está. La empresa no se hace responsable». Y es que la aparición de todas estas empresas mercantiles, franquicias y seguros, propiedad de inversores, confunden de tal manera a ese consumidor que acaba creyendo que conseguirá un tratamiento mejor y más barato que el resto de clínicas. Ignora que el odontólogo es el responsable último de todo el tratamiento, incluida la prótesis, y que el paciente tiene derecho a conocer el coste final del mismo.

Con la electricidad más cara de Europa y comprando la mayoría de nuestros productos en el extranjero por falta de tecnología, es difícil mantener unos honorarios por debajo de la mitad de Francia, Italia o Alemania, y la cuarta parte que en EEUU. La evolución de nuestra profesión se deteriora y eso afecta a los profesionales pero ineludiblemente también a los pacientes aunque aún no sean conscientes. Necesitamos un cambio y así la próxima vez que demos un premio a una persona con los valores éticos y humanos tan grandes como los del Dr. Guillermo Del Nero, de 82 años, premio «Dentista del año» de España, no tendremos que ver como se emociona en su discurso y con lágrimas en los ojos nos hable de prostitución y odontología.

*: Artículo publicado en la Tribuna invitada del diario El Mundo el pasado 27/12/2015 (http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/12/27/567f9e29e2704e8f728b4611.html)

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page