Archivos mensuales: septiembre 2022

8 consejos para que la revisión dental de la vuelta al cole sea un éxito

Durante estos días estamos volviendo a la rutina. Los colegios ya han empezado y los más pequeños de la casa han vuelto a las aulas. Septiembre es sin duda una temporada de recuperar horarios, rutinas y hábitos que hemos abandonado en las vacaciones de verano. Durante la temporada estival es habitual que la higiene bucodental se haya descuidado a la vez que el consumo de azúcares (helados, refrescos, chuches…) se haya incrementado.

Desde ICOEV recomendamos al menos dos visitas al dentista al año aunque no haya síntomas a primera vista. Cualquier época del año es un buen momento, pero revisar la salud de la boca después del verano es idóneo para prevenir cualquier tipo de patología oral que se haya desarrollado durante el verano

Para que la revisión dental de tu hijo sea todo un éxito, la American Dental Association recomienda seguir estos 8 pasos:

 

1- Planifica la revisión con antelación para conseguir cita. No te quedes sin cita ya que en septiembre las revisiones dentales y las visitas al dentista aumentan.

2- Fomenta en casa buenos hábitos dentales. La mejor revisión es aquélla en la que nos dicen que todo está correcto y que nuestros hijos no tienen caries. Para alentar esta situación es muy importante que los padres promuevan la limpieza dental dos veces al día durante dos minutos y usar hilo dental. 

3- Elige un buen momento para ir al dentista. Si tu hijo se siente nervioso por la vuelta al cole, o necesita una siesta después de comer, o tiene un examen importante, tenlo en cuenta a la hora de pedir cita para ir al dentista.

4Elige primero al niño que mejor experiencia haya tenido en el dentista.  Si tienes varios hijos y vas a programar varias citas,  solicita primero cita para el que mejor experiencia haya tenido anteriormente para que influya positivamente en el resto de tus hijos. 

5-Intenta que tu hijo no vaya al dentista con hambre para que no se sienta incómodo o gruñón. Que coma algo ligero antes de la cita para que se sienta más tranquilo. Será un plus para su hijo si se cepilla los dientes antes de la revisión dental.

6- Deja tu ansiedad en la puerta. Si te pone nervioso ir al dentista porque has tenido malas experiencias, intenta que tu hijo no se dé cuenta para no condicionarlo.

7- Si tu hijo no coopera, mantén la calma. Aunque tu hijo no tenga un comportamiento ejemplar durante la revisión dental, no te pongas nervioso. Quizá esté nervioso también, o asustado o simplemente no tenga un buen día. 

8- Toma una tarjeta de la clínica por si tienes alguna emergencia dental. 

 

 

QUÉ PREGUNTAR AL DENTISTA DURANTE LA REVISIÓN DENTAL DE TU HIJO

La American Dental Association recomienda a los padres que realizan estas 5 preguntas al dentista durante la revisión dental de su hijo:

1-¿Cuál es la salud general de la boca de mi hijo? Es importante que verifique la salud de las encías, la mordida, así como el alineamiento de sus dientes.

2-¿Necesita una limpieza dental ? Aunque tu hijo se limpie los dientes dos veces al día, es imposible que elimine todas las bacterias que pueden provocar caries. Una limpieza dental al año es eficaz para eliminar las bacterias que causan caries y ayuda a mantener sanas las encías.

3-¿Necesita una radiografía? Las radiografías ayudan a ver si hay caries, cómo se están desarrollando los dientes y que las raíces estén sanas. No será necesaria en cada revisión, sólo cuando el odontólogo lo crea oportuno.

4-¿Puede revisar el estado del protector bucal? Si tu hijo usa protector bucal para practicar algún deporte, es aconsejable su revisión periódica para verificar su buen estado y por si necesita algún ajuste.

5-¿Necesita que le sellen los dientes? Los selladores pueden evitar que tu hijo tenga caries, pero no reemplazan el cepillado y el uso de hilo dental. Actúan como un impermeable para los dientes: mantiene los restos de comida fuera y evita que las bacterias y el ácido se asienten en los dientes. La aplicación de selladores en sus molares permanentes reduce el riesgo de desarrollar caries en un 80%.

 

Si aún no has solicitado una revisión dental para tu hijo, no esperes más. Cuidar su salud bucodental es vital para el cuidado de su salud en general.

 

Caries dental: todo lo que tienes que saber

La caries dental es una enfermedad infecciosa de la boca. Supone la destrucción de forma permanente de la superficie dura del diente por la acción del ácido de las bacterias. En su inicio puede observarse una mancha de color blanco, que va oscureciéndose con el paso del tiempo, conforme va avanzando la lesión. Aunque en ocasiones no se observa y se detecta únicamente en una radiografía intraoral, de ahí la importancia de visitar al dentista con regularidad. La caries es particularmente alta entre los niños, adolescentes y entre personas con un bajo nivel socioeconómico. 

 

¿Cómo se produce la caries?

Las caries se producen a causa de una combinación de factores, como bacterias en la boca, ingesta frecuente de tentempiés, bebidas azucaradas y limpieza dental deficiente. Como comentábamos, las caries necesitan un medio oral ácido para realizar su aparición. 

Este medio, lo propician la ingesta de alimentos ricos en azúcares (chuches, zumos industriales, refrescos…) y ricos en harinas (bollería, pasta…), ya que éstas se transforman en azúcares una vez metabolizadas. Por eso, siempre que se pueda hay que optar por una dieta saludable y cambiar los dulces y bollos por fruta, sobre todo entre los más pequeños, como recomienda la Sociedad Española de Odontopediatría.

De hecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 530 millones de niños en el mundo sufren caries dental en los dientes de leche. En España, el 31% de los niños menores de 6 años tiene caries. Es decir, 7 millones de dientes de leche están afectados. Además, el 70% de los menores de 4 años no ha ido nunca al dentista.

 

Decálogo para prevenir la caries

La caries se puede prevenir. Si sigues este decálogo, mantendrás tu boca lejos de la caries dental.

1-Cepillar los dientes dos veces al día con pasta dental fluorada y durante dos minutos. Complementa el cepillado dental con el uso de cepillos interdentales y seda dental una vez al día. 

2-Bebe agua con regularidad para mantener la boca hidratada. Evita bebidas azucaradas y el alcohol.

3- Utilizar un enjuague dental o colutorio una vez al día, preferiblemente antes de dormir, para reducir la placa.

4-Evitar el consumo de alimentos azucarados y bebidas dulces tanto como sea posible y restringirlos solamente a las comidas. Apuesta por una dieta saludable.

5-No fumar. Además de ser malicioso para la salud general, aumenta las infecciones en la boca.

6-No comer a última hora de la noche o de madrugada ya que aumenta el riesgo de padecer caries independientemente del tipo de alimento ingerido. Durante esas horas, la boca está más seca y los restos de alimentos permanecen en la cavidad oral durante más tiempo lo que acaba perjudicando gravemente la salud de la boca.

7- Visitar a su dentista al menos una vez al año y que le informe sobre cómo prevenir la caries dental y enfermedad de las encías, con el fin de recibir el tratamiento necesario.

8- Masticar chicle sin azúcar después de las comidas durante al menos 20 minutos si no hay posibilidad de lavar los dientes. De esta manera, se aumenta el flujo de salida, se eliminan restos de alimentos y se neutralizan ácidos producidos por las bacterias.

9- La higiene bucodental tiene que iniciarse desde edades tempranas. Se recomienda empezar cuando al bebé comienza a salirle los dientes de leche.

10- Cambia tu cepillo dental cada 3 meses.

 

Algunos factores de riesgo

Existen algunos factores de riesgo que favorece la aparición de caries:

-Apiñamiento dental: las personas con dientes montados tienen dificultades para tener una satisfactoria higiene bucodental.

-Boca seca: tener la boca seca incrementa la probabilidad de padecer caries. Hay medicamentos que tienen como efecto secundario la sequedad bucal por lo que es muy importante hidratarse regularmente con agua.

pH bajo en la boca: el nivel óptimo del pH en nuestra saliva está en torno al 7, de modo que un descenso continuado por debajo de 5,5 puede favorecer la aparición de bacterias cariogénicas.

 

Tratamientos contra la caries dental

El tratamiento para eliminar la caries  dental dependerá de la gravedad de la infección: 

-Flúor. Si se detecta la caries en una etapa muy temprana, los tratamientos con flúor puede ayudar a restaurar el esmalte del diente y, en ocasiones, a revertir la caries

-Empastes. Los empastes son la opción más habitual. Se apuesta por ellos cuando la caries ha avanzado más allá de la primera etapa. 

-Coronas. Si tienes la caries extendida se suele apostar por un tratamiento con corona. Se trata de una funda hecha a medida que reemplaza la corona natural completa del diente.

-Endodoncia. Este tratamiento se emplea cuando la caries llega a la parte interna del diente. El diente afectado está muy dañado y con la endodoncia se consigue evitar su extracción. Consiste en extraer la pulpa del diente enfermo, después ésta se reemplaza con un empaste. 

-Extracción de dientes. Cuando la infección está seriamente extendida en el diente y no puede restaurarse, se apuesta por la extracción del diente.

Como hemos visto, la caries dental se puede prevenir evitando el consumo de alimentos procesados y azucarados, cepillarse los dientes con pasta fluorada al menos dos veces al día y con visitas al dentista regularmente. Recuerda que los azúcares y almidones presentes en alimentos son el origen necesario para que la caries dental comience y progrese. No descuides tu higiene bucodental y mantén una dieta saludable.

 

Fuentes:

Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración.
American Dental Association.
Organización Mundial de la Salud.
Sociedad Española de Odontopediatría.
European Federation of Periodontology.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page