Caries dental: todo lo que tienes que saber

La caries dental es una enfermedad infecciosa de la boca. Supone la destrucción de forma permanente de la superficie dura del diente por la acción del ácido de las bacterias. En su inicio puede observarse una mancha de color blanco, que va oscureciéndose con el paso del tiempo, conforme va avanzando la lesión. Aunque en ocasiones no se observa y se detecta únicamente en una radiografía intraoral, de ahí la importancia de visitar al dentista con regularidad. La caries es particularmente alta entre los niños, adolescentes y entre personas con un bajo nivel socioeconómico. 

 

¿Cómo se produce la caries?

Las caries se producen a causa de una combinación de factores, como bacterias en la boca, ingesta frecuente de tentempiés, bebidas azucaradas y limpieza dental deficiente. Como comentábamos, las caries necesitan un medio oral ácido para realizar su aparición. 

Este medio, lo propician la ingesta de alimentos ricos en azúcares (chuches, zumos industriales, refrescos…) y ricos en harinas (bollería, pasta…), ya que éstas se transforman en azúcares una vez metabolizadas. Por eso, siempre que se pueda hay que optar por una dieta saludable y cambiar los dulces y bollos por fruta, sobre todo entre los más pequeños, como recomienda la Sociedad Española de Odontopediatría.

De hecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 530 millones de niños en el mundo sufren caries dental en los dientes de leche. En España, el 31% de los niños menores de 6 años tiene caries. Es decir, 7 millones de dientes de leche están afectados. Además, el 70% de los menores de 4 años no ha ido nunca al dentista.

 

Decálogo para prevenir la caries

La caries se puede prevenir. Si sigues este decálogo, mantendrás tu boca lejos de la caries dental.

1-Cepillar los dientes dos veces al día con pasta dental fluorada y durante dos minutos. Complementa el cepillado dental con el uso de cepillos interdentales y seda dental una vez al día. 

2-Bebe agua con regularidad para mantener la boca hidratada. Evita bebidas azucaradas y el alcohol.

3- Utilizar un enjuague dental o colutorio una vez al día, preferiblemente antes de dormir, para reducir la placa.

4-Evitar el consumo de alimentos azucarados y bebidas dulces tanto como sea posible y restringirlos solamente a las comidas. Apuesta por una dieta saludable.

5-No fumar. Además de ser malicioso para la salud general, aumenta las infecciones en la boca.

6-No comer a última hora de la noche o de madrugada ya que aumenta el riesgo de padecer caries independientemente del tipo de alimento ingerido. Durante esas horas, la boca está más seca y los restos de alimentos permanecen en la cavidad oral durante más tiempo lo que acaba perjudicando gravemente la salud de la boca.

7- Visitar a su dentista al menos una vez al año y que le informe sobre cómo prevenir la caries dental y enfermedad de las encías, con el fin de recibir el tratamiento necesario.

8- Masticar chicle sin azúcar después de las comidas durante al menos 20 minutos si no hay posibilidad de lavar los dientes. De esta manera, se aumenta el flujo de salida, se eliminan restos de alimentos y se neutralizan ácidos producidos por las bacterias.

9- La higiene bucodental tiene que iniciarse desde edades tempranas. Se recomienda empezar cuando al bebé comienza a salirle los dientes de leche.

10- Cambia tu cepillo dental cada 3 meses.

 

Algunos factores de riesgo

Existen algunos factores de riesgo que favorece la aparición de caries:

-Apiñamiento dental: las personas con dientes montados tienen dificultades para tener una satisfactoria higiene bucodental.

-Boca seca: tener la boca seca incrementa la probabilidad de padecer caries. Hay medicamentos que tienen como efecto secundario la sequedad bucal por lo que es muy importante hidratarse regularmente con agua.

pH bajo en la boca: el nivel óptimo del pH en nuestra saliva está en torno al 7, de modo que un descenso continuado por debajo de 5,5 puede favorecer la aparición de bacterias cariogénicas.

 

Tratamientos contra la caries dental

El tratamiento para eliminar la caries  dental dependerá de la gravedad de la infección: 

-Flúor. Si se detecta la caries en una etapa muy temprana, los tratamientos con flúor puede ayudar a restaurar el esmalte del diente y, en ocasiones, a revertir la caries

-Empastes. Los empastes son la opción más habitual. Se apuesta por ellos cuando la caries ha avanzado más allá de la primera etapa. 

-Coronas. Si tienes la caries extendida se suele apostar por un tratamiento con corona. Se trata de una funda hecha a medida que reemplaza la corona natural completa del diente.

-Endodoncia. Este tratamiento se emplea cuando la caries llega a la parte interna del diente. El diente afectado está muy dañado y con la endodoncia se consigue evitar su extracción. Consiste en extraer la pulpa del diente enfermo, después ésta se reemplaza con un empaste. 

-Extracción de dientes. Cuando la infección está seriamente extendida en el diente y no puede restaurarse, se apuesta por la extracción del diente.

Como hemos visto, la caries dental se puede prevenir evitando el consumo de alimentos procesados y azucarados, cepillarse los dientes con pasta fluorada al menos dos veces al día y con visitas al dentista regularmente. Recuerda que los azúcares y almidones presentes en alimentos son el origen necesario para que la caries dental comience y progrese. No descuides tu higiene bucodental y mantén una dieta saludable.

 

Fuentes:

Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración.
American Dental Association.
Organización Mundial de la Salud.
Sociedad Española de Odontopediatría.
European Federation of Periodontology.


CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page