Editorial por Enrique Llobell

Todos los trimestres se van compañeros, algunos de ellos para siempre, y llegan otros nuevos. Esta vez se ha ido uno al que tenía
especial cariño. Pascual Martínez Miñana, profesor, Presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos entre 1999 y 2005, le debemos entre otras cosas la sede colegial que ahora disfrutamos. Lo conocí hace muchos años, sin que nuestra relación pasase más allá de un hola o un adiós, dentro del Centro de Estudios o la SEDO, debido a mi escasa vida colegial. Cuando entré de Presidente, me comentó que el Colegio de Valencia tenía un buen prestigio ganado a pulso entre el resto de Colegios de España, preocupado por si ponía el Colegio boca abajo, mal informado sin duda por otros colegiados.
Ciertamente, como dice la Sección de Jubilados, era “sembrador de paz”, y yo añado “enamorado de su familia, de su profesión y de su Colegio”.
Pronto se dio cuenta de que yo también sabía escuchar y seguí siempre sus excelentes consejos. Hoy se ha ido quien ha sido para mí de gran ayuda y me siento orgulloso de poder decir que me consideró un amigo. Hasta siempre Calo.
Desde donde estés, seguro que disfrutas de la campaña que estamos haciendo con Santi Cañizares, obra de toda la Junta aunque un poquito más de César Cuñat, nuestro Secretario, que ya influyó mucho en la anterior campaña “no te están contando
toda la verdad “.
Esta nueva campaña informativa está siendo un “bombazo” que ha gustado mucho a todos los compañeros y hemos recibido felicitaciones desde el Consejo General y de los Colegios Profesionales de toda España. Tenemos la obligación de informar al
consumidor, ya que lo que sucede aquí no sucede en ninguna otra parte del mundo civilizado.
“Que no te metan más goles”, bien podía haberse utilizado para denunciar el eslogan catalán “España ens roba”, por la similitud de este con los anuncios dentales de publicidad falsa y engañosa. Mentiras cuyo despropósito han llevado al caos económico y
social a Cataluña y a nuestra profesión a su destrucción sanitaria, dejándola como mera mercantil por culpa de políticos mediocres que nos han dejado en manos de especuladores y aves rapaces.
En estas páginas, tenemos la entrevista a Gemma Serra y Andrés Álvarez, que trabajan en Bélgica y nos cuentan que allí no es legal la publicidad de una clínica dental, que no existe ninguna franquicia, que solo hay una universidad, la pública, con números clausus, o que los precios mínimos de los tratamientos están fijados para evitar la competencia desleal, y no es precisamente Bélgica la que “is different”.
La percepción que tenían los europeos de los españoles hace 25 años era que somos perezosos, poco de fiar y poco inteligentes.
Estoy seguro de que se referían a los políticos, aunque, como he dicho en anteriores editoriales, algún sinvergüenza también se ha colado en nuestra profesión. Necesitamos campañas de divulgación como la nuestra en toda España. El próximo diciembre tenemos
la Asamblea General de Colegios y volveremos a proponerlo, con pocas posibilidades de éxito, como siempre que la propuesta supone un desembolso importante, pero seguiremos intentándolo.
También encontrareis en este número las principales novedades de la Orden 7/2017 que actualiza los criterios de autorización que regulan el funcionamiento de las clínicas dentales y, entre ellos, tiene
especial importancia el compromiso de actualización a requisitos actuales para todas las clínicas. No dice nada de la trazabilidad inversa en la esterilización, lo que no quita que tengamos que disponer de la mejor tecnología para evitar sorpresas desagradables.


CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page


Facebook
visita nuestro canal