Archivos mensuales: octubre 2022

Cómo mantener una óptima higiene bucodental

La higiene bucodental es imprescindible para prevenir enfermedades en la cavidad oral como la gingivitis, lo que implica una menor posibilidad de desarrollar periodontitis y, consecuentemente, una disminución del riesgo de pérdida de piezas dentales.

 

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) recuerda que el óptimo cuidado de la boca tiene que estar personalizado por un dentista ya que cada persona tiene unas necesidades y riesgos diferentes. En este sentido, la higiene bucodental tiene que cumplir estos requisitos:

1- Reducir la placa bacteriana

Un objetivo prioritario de la higiene bucodental es evitar la formación de placa bacteriana por eso es recomendable realizar una limpieza bucodental al menos una vez al año. Hay condiciones que limitan la efectividad del cepillado como: técnica incorrecta, apiñamiento dental, edad avanzada, presencia de aparatos de ortodoncia…que dificultan la eliminación de la placa bacteriana.

 

2- Cepillo dental adecuado

Una de las dudas más habituales en la higiene oral es el tipo de cepillo dental que debe emplearse. El uso de cepillos manuales ha demostrado una efectividad media del 42% para reducir los niveles de placa bacteriana. Los más efectivos son aquellos que cuentan con filamentos angulados cruzados. 

Por su parte, los cepillos eléctricos con sistema rotacional-oscilante han demostrado ser más efectivos que los manuales en la disminución de la placa bacteriana. Respecto a los cepillos sónicos, la efectividad para reducir la placa bacteriana también parece ser superior a la que se consigue con los cepillos manuales.

 

3- ¿Cómo efectuar el cepillado dental?

Como comentábamos al principio del post, el cepillado dental debe ser evaluado por un odontólogo para identificar posibles déficits e instruir a la realización de una higiene eficaz que evite el daño en las encías y en la superficie de los dientes.

En cuanto al posible riesgo de aparición de recesiones gingivales se sabe que un cepillado horizontal, un exceso de fuerza y/o frecuencia en el cepillado dental, el uso de cepillos con filamentos duros, una excesiva duración del cepillado y una escasa frecuencia en el recambio del cepillo dental pueden elevar el riesgo de provocar recesiones gingivales.

 

4- Frecuencia de cepillado

En términos generales se recomienda cepillar los dientes al menos 2 veces al día, durante 2 minutos con una pasta de dientes con flúor.

 

5- Pasta dentífrica

El uso de pasta dentífrica ayuda a la reducción de los niveles de placa bacteriana. Este producto es importante por la liberación de flúor o agentes antisépticos/antiinflamatorios, que actúan previniendo el desarrollo de caries y mejorando la salud gingival.

 

6-Limpieza interdental

Las superficies interdentales de molares y premolares son las zonas más frecuentes de desarrollo de caries y periodontitis, debido a que en ellas se concentra un mayor acúmulo de placa bacteriana y resultan de difícil acceso. Por eso, es primordial incluir la higiene interdental en los hábitos diarios de cuidados dentales. De las diferentes herramientas de higiene interdental: 

Seda dental: se recomienda su uso especialmente cuando el espacio entre los dientes están muy cerrados. Sobre la efectividad entre los diferentes tipos disponibles, parece que el hilo encerado y el monofilamento pueden pasar más fácilmente por el espacio interproximal, reduciendo el riesgo de producir algún tipo de daño. 

Cepillo interproximal: Se recomienda su uso cuando los espacios entre dientes están abiertos. Permite alcanzar las áreas no accesibles con el cepillo dental. Su uso elimina hasta un 30% adicional de placa bacteriana, accediendo hasta a 2-2.5mm por debajo del margen gingival. Parece ser la herramienta más efectiva en la eliminación de placa bacteriana interproximal. Existen diferentes diseños, formas y tamaños, por lo que su dentista debe ser quien le indique cuales son los más adecuados para su boca.

Recientemente, se han introducido en el mercado los cepillos interdentales de goma, con resultados igual de buenos que los clásicos y parecen ser mejor aceptados por muchos pacientes.

Irrigador oral: Es un dispositivo que elimina mediante un chorro de agua la placa bacteriana débilmente adherida. Su uso con clorhexidina resulta más efectivo que sólo el agua con respecto a reducción de placa bacteriana y gingivitis.

 

7- Colutorios

 Son un complemento del resto de medidas y recursos que se emplean para la higiene oral. Antes de su uso, se recomienda consultar a un dentista sobre el enjuague bucal más adecuado atendiendo a las características o condiciones de cada persona.

 

Desde ICOEV te recordamos que la higiene bucodental es esencial para prevenir enfermedades de la cavidad oral, e incluso para mejorar la salud general. Como cada persona es distinta, te aconsejamos que visites a tu dentista para personalizar el procedimiento.

¿Sabes que el color de las encías habla de tu salud bucodental?

El color de los dientes es muy importante y nos solemos fijar cada vez que sonreímos en un espejo o nos sonríen. Pero, ¿sabías que el color de las encías determina la salud bucodental de una persona? 

 

Desde ICOEV te aconsejamos que ante cualquier cambio o anomalía en la coloración de tus encías, acudas al dentista para una revisión que descarte cualquier problema de salud, o de haberlo, te indique el tratamiento adecuado.

 

Una encía sonrosada es sinónimo de que está sana

 

Si te preguntas cuál es color de encía saludable, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) apunta que las encías sanas son de color rosa clarito o coral y está relacionado con el grosor del epitelio, el grado de queratinización, la magnitud de la pigmentación y la vascularización. 

 

También hay algunas variaciones en este color rosáceo en función del tono de piel de cada persona debido al grado de pigmentación melanótica. Así, se pueden apreciar colores más oscuros en las encías en diferentes etnias que no están relacionado con presencia de enfermedad. 

 

Un cambio de color de las encías puede ser la primera señal de alerta de un problema periodontal

 

Aquéllas que tienen un tono blanquecino, enrojecido o amoratado, pueden ser un indicador de enfermedad o infección. Te contamos qué significan los diferentes tipos de tonalidades de las encías en el siguiente post.

 

-Si el color de las encías tiene un tono pálido o blanquecino, suele ser señal de una gingivitis, pero también puede indicar niveles bajos de hierro en sangre. 

 

-Si el color predominante es el morado, se trata de los casos más graves de gingivitis.

 

-Si el color predominante es rojo brillante y además están inflamadas y sangran, es síntoma de gingivitis. Si no se trata a tiempo esta enfermedad de las encías puede llegar a causar la pérdida de piezas dentales.

 

-Las encías ennegredecias suelen ser comunes en personas fumadoras como consecuencia de los tóxicos del tabaco, a esta particularidad se le llama melanosis del fumador y no es una lesión maligna. Para modificar esta tonalidad de las encías basta con que la persona deje de fumar durante mínimo un año. Te recordamos que el tabaco es el enemigo número 1 de la salud de las encías.

 

-Las manchas blancas suelen ser síntoma de candidiasis oral, una infección que suele afectar a personas con las defensas bajas, y que desaparecen al pasar una gasa por las encías. Estas manchas también pueden ocurrir por causas hormonales o déficit de vitaminas o minerales. Si éstas no desaparecen en 21 días puede reflejar una lesión precancerosa por lo que te recomendamos que prestes atención a tus encías y ante cualquier duda acudas a tu odontólogo. 

 

Amenazas en la salud de las encías

 

La acumulación de placa dental y un cepillado poco eficaz, incapaz de lograr la óptima eliminación de esta placa, son los principales factores que van a desencadenar cambios negativos en la salud de las encías, siendo el color uno de los primeros signos de alarma, recuerda la SEPA.

 

Cuando la encía inflamada se vuelve roja, pierde firmeza y aparece sangrado durante el cepillado e incluso de forma espontánea. Cuando la enfermedad afecta solamente a la encía (gingivitis), ésta puede revertirse si ponemos remedio a tiempo y mantenemos una higiene adecuada.

 

Las encías recubren y protegen los tejidos de soporte del diente: el hueso, el cemento y el ligamento periodontal y como hemos visto, el cambio de su color puede ser síntoma de enfermedad periodontal o de enfermedades que normalmente van más allá de la salud bucal. Ante cualquier variación de la tonalidad de tus encías, acude a tu dentista de confianza. 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page