Archivos mensuales: julio 2016

¿Qué paso por la cabeza del Dr Bonard ?

El Dr. Bonard era un francés trabajador y honrado. Gracias a eso, pudo años atrás, después de haber realizado con muchas fatigas su grado en Odontología, abrir una pequeña consulta con un solo equipo y una higienista que le ayudaba. Con toda la modestia del mundo pero con ímpetu, ganas de trabajar y hacerlo bien. De este modo, con dedicación, asistiendo a todos los congresos que pudo, realizando algún que otro postgrado de forma discontinua con el fin de poder seguir trabajando, consiguió ampliar su formación y logró ir superando las dificultades iniciales, hacer frente a los pagos, a los impuestos. Era primordial para él el uso de buenos materiales. Imaginaba cada vez que trataba a un paciente que ese era su padre o su madre, o incluso él mismo. De este modo le quedaba claro que, por una parte, solo los mejores materiales eran dignos de pasar por sus manos para acabar en la boca de sus pacientes, y por otra, solo las mejores técnicas, las más depuradas y contrastadas, aprendidas en los múltiples cursos, congresos o foros que versaran sobre temas que le interesaban y que podían ampliar sus horizontes, debían ser aplicadas.

Un sábado invitó al Dr. José García a comer. Era amigo suyo desde que años atrás, se conocieron en un congreso en Barcelona. Desde entonces se habían visto en otros congresos, e incluso, habían pasado algunos días de vacaciones juntos con sus familias. Aquel día, García había terminado un congreso que versaba sobre oclusión en Lyon, precisamente la ciudad de Bonard, y como no podía ser de otra forma, el francés invitó a su colega y amigo español a una comida en su casa, regada con vino de Burdeos, y colmada con unos dulces y unas copitas de champagne. Durante la misma, los dos estuvieron hablando de temas variados, aunque la Odontología terminó siendo el centro de la conversación. Al final, con el fin de estar más cómodos pasaron a tomar café a un cómodo salón en el que, sentados en amplios sillones, degustaron también unas gotas de cognac. Llegado un momento en el que Bonard estaba hablando y hablando, García se durmió. Justo en ese momento llegó una visita inesperada. Era Chantal, la higienista con quien tantos años había compartido interminables horas de trabajo. Llegaba un poco exaltada.

-¿Qué pasa Chantal? ¿A qué debo el honor de tu visita?

-Doctor, acabo de ver algo inaudito. Monsieur Mangard Patedufoie, aquel hombre que tenía un taller de fontanería en la esquina acaba de abrir una clínica dental de tres plantas justo al lado de donde nosotros estamos.

-¿Cómo? ¿Qué me dices? ¡Eso no es posible!

-Lo es. Y no solo eso, hay un cartel enorme en la puerta en el que anuncia implantes al mismo precio que cuesta cambiar una tapa de bidet.

-¡Increíble!

-Y además pone que si te hacen dos empastes te regalan otro.

-¡Inaudito! Pero ¿y si solo necesitas uno?

-Entonces te cambia un grifo gratis.

-Esto es una broma ¿no?

-En absoluto doctor. Dice además que te subvenciona los tratamientos porque es un hombre que tiene el corazón muy grande, pero lo bien cierto es que la portera me acaba de enseñar un presupuesto y lo que hace es hinchar los tratamientos y después de la subvención quedan más o menos igual.

-¡Creo que me va a dar algo! ¿Regalan algo más?

-Sí. Te hacen radiografías gratis.

-¿Aunque no te hagan falta?

-Dice que da igual, que para eso es un regalo.

-¿Y de las compañías de seguros?

-De eso ni hablamos.

En ese momento, ante la enorme agitación, casi rayando en convulsión en la que se encontraba Bonard, este notó que alguien le 2828daba un cachete en el cogote.

-¡Bonard! ¡Bonard! ¡Despierta!

-¡Mon Dieu! ¿Dónde está Patedufoie? ¡Que alguien llame a los gendarmes!

-Tranquilízate viejo amigo, te has dormido y has tenido una pesadilla.

Después de tomarse una buena copa de Cognac, Bonard se tranquilizó y contó su pesadilla a García, quien con voz tranquilizadora le contestó.

-Solo fue un mal sueño querido amigo, afortunadamente eso no puede ocurrir en ningún país de la civilizada Europa.

Política y publicidad sanitaria

Son las doce de la noche del 26 J. Verano. Día de elecciones. El PP le acaba de sacar cincuenta escaños al segundo clasificado. Si Pedro Sánchez fuese Cameron, dimitiría mañana por la mañana. Pero Cameron es un ingenuo y Sánchez no. Y después de la debacle de Susana Díaz nadie se lo va a pedir, porque no hay sustituto. Y no hay sorpasso. Podemos se ha estrellado o lo han estrellado. ¿Quien le dijo a Pablo Iglesias que se uniese al partido comunista? Porque Errejón le dijo que hay sumas que restan.

El votante de Podemos no era votante del PC, y se ha vuelto al Psoe, que ha perdido votos a favor de Ciudadanos, por culpa de sus vaivenes. Ciudadanos le ha devuelto al PP los suyos, y todos contentos. Cuando se haya publicado esta editorial y esté en tus manos la revista colegial confío en que el panorama político se haya aclarado, en la forma que sea. Al tiempo.

En Reino Unido, Boris Johnson, “el listo”, ex alcalde de Londres, ha ganado como él mismo dice “haciéndose el tonto”. Le ha sacado los votos a los más ignorantes. Su “leitmotiv” ha sido la inmigración y el aumento de los fondos a la Seguridad Social. Nada más ganar, a las 12 horas decía que no podrá cumplir las promesas de su campaña. No sé si eso es cinismo o mucha cara dura, pero creo que es denunciable por engaño. Y ha engañado a los más ignorantes. La pregunta que más circulaba por parte de los que habían votado “out” y estaban siendo recriminados por los “in”, era ¿”pero que es eso de la Unión Europea”?.

En España sucede algo parecido, ya que según el Ministerio de Economía, (en una encuesta oficial) han sabido que el 25% de los españoles creen en 2016 que el Sol gira alrededor de la Tierra.

La ignorancia es tal que si alguien saca a un famoso vendiendo implantes a 222€, aunque el precio no sea cierto y no te estén contando toda la verdad, piensa que va a tener sus consultas llenas. No hace falta ser tan listo ni tan cínico como Boris Johnson. Y si algún cantamañanas se paga sus anuncios en forma de artículos de información diciendo que da conferencias en la conchinchina sobre cómo funciona una black & decker pues también cree que llenará sus consultas, porque se aprovecha de que un altísimo porcentaje de ciudadanos confunde publicidad con información, en la tercera, en la sexta, en la quinta, o en alguna versión moderna de las pintadas de los váteres públicos.

Por eso hace falta regular la publicidad. Y después de nuestras conversaciones y arrocitos con el anterior Conseller de Sanidad y el Presidente de la Generalitat del PP, recibimos unas palmaditas en la espalda y mucho ánimo. Y algo peor parece que le ha sucedido a nuestro ex Presidente Autonómico, Dr Victorino Aparici, presidente del Colegio de Castellón, con el Psoe. Más de lo mismo. Ciudadanos es el único grupo que ha realizado en las Cortes una proposición de carácter urgente sobre el funcionamiento y la regularización de la publicidad sanitaria dental. ¡Bien por la iniciativa!. Ahora soy otra vez el nuevo Presidente del Consejo Autonómico, veremos de qué es esta vez el arroz. Si conseguimos regular esa publicidad, como van haciendo todas las autonomías menos la nuestra, le haremos un gran bien al ciudadano evitando que se aprovechen de su ignorancia.

Dejaré más maldades para otra ocasión, porque quiero hacer algunas felicitaciones.

Felicidades al profesor Francisco Alpiste, por su magnífica organización del 50 Congreso SEPA, el más numeroso de la historia de España.

Felicidades al profesor Miguel Peñarrocha, que en este trimestre ha aparecido como una de las personas que más publican en el mundo, y es una de las personas más influyentes en nuestra profesión.

Felicidades al Dr. José Amengual que termina la presidencia del Centro de Estudios dejando el listón muy muy alto.

Felicidades a todos aquellos que luchan día a día por hacer nuestra profesión más digna, de verdad gracias. Es por ellos por los que seguimos todos los miembros de la Junta dando el máximo.

Mi enhorabuena y buen verano.

 

Detienen a una supuesta dentista que atendía pacientes en Aldaia

Una supuesta dentista que atendía pacientes en la localidad de Aldaia  fue detenida por agentes de la Policía Nacional el pasado mes de mayo por la presunta comisión de un delito de intrusismo profesional.

La posible falsa dentista de origen venezolano, M. P., ejercía en una clínica dental de su propiedad ubicada en la calle Pintor Sorolla de la localidad de Aldaia. Los hechos fueron constatados por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia a través de una investigación que demostró que la supuesta intrusa realizaba sola en su clínica tratamientos propios de un odontólogo a un paciente y además realizaba prescripciones de recetas.

image2

En su comparecencia ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Torrent donde se están tramitando las diligencias previas de este proceso penal la presunta falsa dentistas corroboró que ella es la dueña de la clínica DENTEC y aseguró disponer de un título de ayudante de gabinete dental sin embargo no hay olvidar que ello en ningún caso habilita para hacer tratamientos a los pacientes.lvtdentec

Previamente a la declaración ante el Juzgado de Instrucción 2 de Torrent, la presunta intrusa paso varias horas detenidas en la Comisaría de Xirivella hasta que horas después fue puesta en libertad por los agentes.

Desde el ICOEV se recuerda a los pacientes la citada supuesta dentista M. P. no está habilitada para realizar Las provinciastratamientos sobre pacientes ya que ello constituye un delito (penal) por intrusismo. No obstante cabe aclarar que los pacientes pueden ser atendidos en la clínica DENTEC, ya que dispone de autorización sanitaria, siempre y cuando quien realice el tratamiento sobre el
paciente sea un odontólogo/a titulado/a y colegiado/a.

Los pacientes que hubiesen recibido tratamiento dental por parte de la supuesta dentista pueden denunciar los hechos en la Comisaría de Policía Nacional de Xirivella.

Este caso se produce un mes después de que la Policía Nacional El mundotambién detuviera a otro falso dentista que trataba a pacientes en una clínica ilegal de Burjassot, también previa denuncia colegial. Desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia, su presidente Enrique Llobell, explica, que “por desgracia este tipo de situaciones no son sólo dos casos aislados”. La denuncia de un nuevo intruso en Odontología “y ya van muchos vuelve a poner de manifiesto la importancia de este problema”. En este caso, la clínica sí contaba con la debida autorización sanitaria y la presunta intrusa simplemente figuraba como propietaria del mismo a pesar de que realizaba tratamientos a los pacientes.

Tras la denuncia presentada el ICOEV se ha querellado frente a la intrusa dado que el intrusismo supone poner en serio riesgo la salud de los valencianos.

Llobell es claro y sentencia con rotundidad, “si un intruso trabaja de fontanero tienes un problema, pero si es en una profesión sanitaria como la de dentista lo que te estás jugando es la vida”.

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page


Facebook
visita nuestro canal