20 de marzo: Día Mundial de la Salud Oral

Como cada año, el 20 de marzo se celebra el Día Mundial de la Salud (DMSO) y desde el Colegio de Odontólogos de Valencia (ICOEV) queremos hacer hincapié en los beneficios de tener una boca sana y de promover hábitos saludables entre todas aquellas personas que nos rodean.

Pero, ¿por qué se celebra este día y no otro?

Según la FDI World Dental Federation, el Día Mundial de la Salud se celebra el día 20 porque:

  • Los niños tienen 20 dientes de leche
  • Las personas mayores suelen tener 20 dientes naturales al final de su vida
  • Si se expresa numéricamente, primero el mes y después el día, es 3/20, es el resultado que nos indica que una boca es saludable: 32 dientes y 0 caries

Según datos ofrecidos por la Fundación Dental Española (FDA), aproximadamente un 90% de la población mundial va a padecer alguna enfermedad bucodental, por lo tanto está en tu mano poder solventarla a tiempo.

Este año es más importante, aún si cabe, acudir a tu dentista de confianza, ya que el confinamiento ha provocado que dejásemos apartada nuestra salud bucodental por unos meses.

La mala alimentación, el hecho de no arreglarse para salir a la calle y de no poder acudir al dentista con la frecuencia que deberíamos puede haber puesto en peligro nuestra salud oral de alguna manera.

Cuida tu boca cada día

Mantener tu salud oral a salvo, es muy fácil si destinamos tiempo a hacerlo. Desde el ICOEV te damos 4 pautas muy sencillas a seguir para comenzar a aplicar en tu día a día:

Cepíllate los dientes al menos dos veces al día. Después de cada comida es fundamental que cepilles los dientes con suavidad. Debes prestar especial atención a las encías y a la cara interna y externa de los dientes. Recuerda también cepillar la lengua para evitar el mal aliento.

Utiliza seda dental y enjuague bucal. Después del cepillado, al menos una vez al día, utiliza seda dental y enjuague dental para eliminar la placa bacteriana de las zonas más complejas (como puede ser debajo de las encías o entre los dientes)

Lleva una alimentación equilibrada y saludable. La alimentación también influye en nuestra salud bucodental. Procura llevar una alimentación variada y saludable, rica en frutas, verduras y baja en grasas y azúcares.

Adquirir hábitos saludables. Evita fumar y beber de manera frecuente, ya que puede perjudicar seriamente a las encías, favoreciendo la aparición de caries.

Además, no olvides visitar a tu dentista al menos dos veces al año para realizar una higiene dental profesional y una revisión en profundidad. Recuerda que la detección precoz es clave en el tratamiento de las enfermedades bucodentales.

La preocupación por la salud bucodental, algo que se transmite

Además de cuidar de nuestra salud oral, también debemos cuidar de la de aquellos que nos rodean. Según ha asegurado el Consejo de Dentistas, el 31% de los niños menores de 6 años tiene caries, lo que supone que 7 millones de dientes de leche están afectados por esta enfermedad.

Los preescolares españoles tampoco se quedan atrás. Entre el 80% y el 90% de las caries presentes en preescolares no han recibido el tratamiento oportuno.

Estos datos nos hacen ver el valor de que, los más mayores de la casa, eduquen a sus hijos en la importancia de mantener una buena salud bucodental y de acudir al dentista con regularidad.

Recuerda que para hablar, sonreír o masticar igual que en nuestra juventud es necesario cuidar la salud de nuestros dientes y de nuestras encías todos los días. Para ello es necesario lavarnos los dientes todos los días, acudir a revisiones regulares con nuestro dentista, dejarnos aconsejar por él y abandonar los malos hábitos (consumo excesivo de alimentos azucarados, consumo de alcohol…).

Cuidando de tu salud oral también conseguirás cuidar el resto de partes que conforman tu cuerpo, disminuyendo el riesgo de problemas cardiovasculares o de diabetes.


CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page